Nos pasa todos los días en nuestra tienda física y en nuestra tienda online de zapatos.

 

Decenas de clientas nos dicen que "si tengo muchísimos zapatos pero la mayoría no me los pongo porque me hacen daño".Nos hablan de firmas caras, baratas y todo lo que está entre el barato y el caro. Y yo me quedo de piedra. ¿Cómo es posible?

Pues lo es, por lo que parece. Por eso en Andrea Milián  nuestro lema: te mirarán a los pies por su originalidad pero los llevarás las 24 horas también por su comodidad.

  1. Si en la tienda no te sientes muy cómoda no lo dudes, te hará daño.
  2. Los materiales más dúctiles son el ante y la buena piel. Si el zapato es sintético, no es piel, será más duro. ¿Adivinas ahora porqué los zapatos del low cost siempre decís que son "duros"? Duro quiere decir que no se dará de sí ni se adaptará a tu pie y posiblemente te hará daño.
  3. Una cosa que quizás no sepas y te sorprenderá. Cada parte del zapato (desde su tacón hasta el lazo o la cremallera y la hebilla) lo hace una fábrica distinta y la fábrica final lo monta todo sobre la horma ¿Te sorprende? Por ello el proceso ha de ser impecable y hecho por expertos. ¿Entiendes ahora porqué los zapatos hechos en Asia no hay quien se los ponga? (ya se llamen low cost o firmas más caras que también fabrican en Asia a precios de España) ¿Y por qué un zapato vale lo que vale, todo lo que esté por debajo de eso afectará a tu pie?
  4. Las hormas chatas, redondas y los tacones anchos siempre te serán más seguros y estables. Por eso son nuestra debilidad y además estás de suerte ¡son última moda! Desde Vuitton hasta Prada tiene sus colecciones enteramente en tacones anchos.
  5. Un pequeño truquillo a utilizar si el zapato te está un pelín justo de la puntera, porque tienes el pie un poquito ancho, no si te queda pequeño o es de mala calidad, es meterlo en la horma. Por eso en Andrea MIlián os ofrecemos gratuitamente nuestro servicio de horma, te los metemos en horma gratis para que se den un poquito de si así lo deseas, aunque no nos suele pasar, a decir verdad.

Por todo esto y porque nos gusta el trabajo bien hecho, te asesoramos personalmente y te decimos cómo es la horma y el tacón. Todos nuestros zapatos están testados una y mil veces. De hecho ¡nuestro porcentaje de devoluciones no llega al 2 por ciento!

 

 

Templates Joomla 3.3 BIGtheme.net